Cada vez estamos más concienciados con el cuidado del medio ambiente. A la hora de climatizar nuestro hogar, comprar pellets de calidad es la mejor alternativa para alcanzar el rendimiento calorífico que buscamos, pero también para cuidar de nuestro planeta. Las ventajas de los pellets son muchas: desde su cómodo almacenamiento hasta el ahorro que suponen en la factura de la luz. Pero, ¿qué ocurre cuando no podemos permitirnos una estufa o caldera de pellets? Es aquí cuando entran los pellet basket como alternativa. 

¿Qué es un pellet basket y cómo funciona? 

Pellet basket, traducido a nuestro idioma como cajetín de pellets, es el complemento ideal para disfrutar de este biocombustible y sus beneficios sin necesidad de tener que dar el salto a una caldera o estufa de pellets. 

Seguramente ahora mismo estés un poco desubicado/a, pero desde Bioforestal te explicaremos de forma sencilla en qué consiste un pellet basket y cómo funciona. 

El pellet basket es un recipiente de hierro que te permite usar este biocombustible sin alterar ni un ápice sus propiedades en tu chimenea o estufa cerrada convencional, además de proporcionarnos ese toque del fuego clásico producido por la leña. 

El tamaño de los pellet basket varía desde los 25 cm hasta los 66 cm. Una de estas cestas de pellet completamente cargada puede arder durante un período de tiempo que oscila desde las 2 hasta las 12 horas. En lo que al funcionamiento de los pellet basket se refiere, gracias a sus tomas de aire en la parte inferior, no debemos de temer por la efectividad de la combustión. Bastará con una o dos pastillas enciendefuegos colocada sobre la carga de pellets para comenzar a climatizar nuestro hogar. 

Por tanto, esta es una forma fácil de acondicionar nuestro hogar a los meses más fríos del año sin que nuestra cartera se resienta. Aunque es cierto que el uso de los pellet basket puede resultar atractivo, las calderas o estufas de pellets cuentan con funcionalidades extra que sobresalen sobre estas cestas de hierro. 

Las estufas y calderas de pellets nos proporcionarán un rendimiento mucho mayor y, en consecuencia, mayor poder calorífico en menos tiempo. Además, el mantenimiento es mucho más sencillo que en una chimenea o estufa convencional, generando menos residuos. Por otra parte, muchos de los modelos de estufas y calderas de pellets cuentan con controles que permiten el encendido y apagado automático del electrodoméstico.