Suelo radiante con una caldera de pellets

La combinación de suelo radiante y caldera de pellets es el sueño de muchas familias. No es para menos si tenemos en cuenta que se trata de dos de los sistemas más demandados por motivos obvios: climatizar nuestro hogar de forma única ganando en eficiencia, ahorro y confort. La gran pregunta que surge a la hora de hablar de ambos sistemas es: ¿se puede instalar una calefacción por suelo radiante con una caldera de pellets? La respuesta corta a la pregunta es un rotundo sí, pero veamos más detenidamente sus ventajas.

Ventajas de la calefacción por suelo radiante y caldera de pellets

Las ventajas de instalar una caldera de pellets están más que explicadas en nuestro blog. No obstante, aunque el electrodoméstico en sí juegue un papel importante, es el combustible de biomasa el gran protagonista a la hora de ofrecer todas las ventajas durante su uso. Comprar pellets de calidad premium deberá de ser nuestra principal preocupación. Sólo de esta manera podremos sacar el máximo partido a la caldera y beneficiarnos de las características de los pellets:

  • Nos ayudan a ahorrar en la factura de la luz
  • Son seguros y muy cómodos de utilizar
  • Cuentan con una gran eficiencia energética frente a otras energías
  • Son un combustible sostenible y ecológico

En lo que a la calefacción por suelo radiante respecta, hablamos de un sistema de difusión de calor formado a partir de una red de tuberías instaladas bajo el pavimento. A través del mismo circulará el agua caliente o fría para calentar o refrigerar la habitación. Aunque sin duda hablamos de un sistema complejo, éste cuenta con varias ventajas a tener en cuenta:

  • Consigue un gran confort térmico
  • Logramos una climatización ecológica
  • Ideal para días calurosos gracias a su opción de climatización en frío
  • Al contar con una instalación en el pavimento, liberamos espacio útil
  • Su consumo no es muy alto

Como ya estarás observando, la unión de un sistema de calefacción por suelo radiante con una caldera de pellets es un combo ganador. Ambos mundos cuentan con ventajas más que sobresalientes para lograr el mejor rendimiento en los días más fríos, pero también en aquellos donde el calor aprieta en verano. Eso sí, ¿cómo se realiza la instalación de la red de tuberías y la caldera? ¿Qué proceso se sigue?

Instalar calefacción por suelo radiante y caldera de pellets

Aunque la instalación de una calefacción por suelo radiante pueda parecer compleja, y lo es, entender el procedimiento no es nada complicado. El primer paso en la instalación, incluso antes de la red de tuberías, pasa por un panel a modo de lámina de aluminio. El motivo no es otro que ayudar a la óptima distribución en horizontal del calor.

El siguiente paso será, ahora sí, instalar la red de tuberías que a su vez estará conectada a un colector mediante una serie de circuitos. Gracias a este colector podremos regular el caudal de agua, disponer de la válvula de corte, etcétera. Completado el primer paso, toca pasar al siguiente punto: instalar la caldera de pellets.

A la hora de instalar una caldera de pellets en un piso deberemos de tener en cuenta ciertas normativas, algo de lo que ya te hemos hablado en Bioforestal. En caso afirmativo, las termoestufas serán la opción idónea para nuestro hogar. Consideradas en su categoría como calderas todoterreno, las termoestufas nos permiten contar con la última tecnología en climatización, sumando las ventajas de ofrecer agua caliente a toda nuestra casa.