A la hora de ahorrar varios cientos de euros al año y más aún cuando se trata de lograr la climatización óptima del hogar, dos son los sistemas de calefacción que se presentan como opciones a considerar: aerotermia y pellets. Ambas son energías que promulgan el cuidado del medio ambiente y por supuesto una eficiencia mucho mayor a la de otros combustibles. 

Con dos alternativas tan interesantes llega el momento de plantearse la pregunta, ¿qué sistema de calefacción debería escoger para calentar mi casa? 

¿Qué diferencias hay entre la aerotermia y los pellets? 

Aunque ambos sistemas puedan ofrecer resultados más que satisfactorios, en lo que a funcionamiento y optimización total se refiere, encontramos claras diferencias. Tal y como indica su nombre, la aerotermia utiliza la energía térmica presente en el exterior para convertirla en calor para tu hogar. Uno de los principales problemas por ende a los que te enfrentas al instalar un sistema de aerotermia es la pérdida de eficiencia en zonas con un clima muy frío. 

Los pellets, por el contrario, son una energía completamente diferente a la aerotermia. Las calderas o estufas de pellets utilizan como combustible estos característicos cilindros. En Bioforestal la fabricación de pellets procede de bosques sostenibles, ofreciendo unas características técnicas que lo convierten en un producto premium en su categoría, alcanzando un poder calorífico excepcional. 

Como ya mencionamos anteriormente, ambos sistemas son sostenibles. La aerotermia utiliza la energía del sol, renovada día a día, para ofrecer la eficiencia que buscamos. Con el uso de pellets reducimos drásticamente las emisiones de CO2 a la atmósfera, ya que el dióxido de carbono previo ha sido ‘capturado’ por los bosques. 

Eficiencia y ahorro, ¿qué tipo de sistema debo escoger? 

La eficiencia y el ahorro son dos de los puntos clave a considerar para decantarnos por la instalación de un sistema de aerotermia o pellets. La aerotermia logra sacar partido de sistemas como el suelo radiante o radiadores debido a que se trata de un sistema de tecnología de climatización de baja temperatura. Los pellets de Bioforestal, por su parte, logran una eficiencia energética instantánea desde el primer uso, calentando tu hogar en cuestión de minutos y ofreciendo resultados superiores a los de la madera o combustibles fósiles. 

Si hablamos del ahorro, tenemos un claro vencedor. Instalar un sistema de aerotermia implica varios factores, entre ellos aumentar la potencia contratada de electricidad, además de una inversión bastante alta debido al coste de este tipo de tecnología. En cambio, los pellets son una energía que logra no sólo un rendimiento óptimo, sino que además lo hace de forma más  económica. En el mercado podemos encontrar una amplísima variedad de calderas y estufas de pellets de diferentes rangos de precio.