Está demostrado que los pellets son una de las mejores formas de climatizar nuestro hogar, además de reducir drásticamente los niveles de CO2 que emitimos a la atmósfera y por si fuera poco ahorrar en la factura de la luz. Seguramente ya pertenezcas a esos usuarios que han decidido dar el paso hacia este combustible de biomasa, pero ¿te has asegurado que tienes las reservas de pellets para las etapas más frías del año? 

Puede que tengas en tu casa alguna de las mejores estufas de pellets del mercado y por supuesto cuentes con el pellet de Bioforestal como la opción predilecta, pero de poco te sirve si no has conseguido almacenar el suficiente combustible de biomasa. Es por ende que anticiparnos a las heladas u olas de frío y nieve es la mejor alternativa para que la caldera o estufa siga funcionando. 

En nuestra tienda online te damos diversas opciones a la hora de comprar y ofrecerte la calefacción de pellets que necesitas. Sólo has de escoger el formato adecuado y contar con el espacio necesario en casa para el almacenaje de los sacos o BigBag que vayas a comprar. Desde Bioforestal te presentamos el palet de 70 o 42 sacos de 15 kg. La primera es la compra más realizada en la web gracias a un equilibrio perfecto entre cantidad y precio. 

Como ya sabrás a estas alturas, el uso de pellets fomenta el cuidado del medio ambiente. ¿Sabías que comprando pellets en Bioforestal podrías mostrar aún más tu compromiso? El formato BigBag de 1.000 kg, además de ser el de mayor tamaño, reduce el consumo de plástico en el hogar. 

Por supuesto cabe destacar que las ventajas de adelantarnos a estos temporales son muchas. La primera y más evidente es la rapidez de entrega que realizaremos desde Bioforestal tras realizar la compra de los pellets. Por otra parte, y siempre y cuando te decantes por la compra online de pellets, evitarás tener que desplazarte hasta tu establecimiento más cercano y todo lo que ello conlleva: espacio limitado en el vehículo, precio más elevado del producto y la posibilidad de que las carreteras estén cortadas en caso de que la ola de frío te haya pillado de lleno.