Los pellets y los paneles solares son excelentes  alternativas dentro de las energías renovables, ya que contribuyen a reducir  el efecto invernadero. A la larga, tanto una opción como la otra, nos permiten disfrutar de un hogar con mejor eficiencia energética a la par que ahorrar si tenemos en cuenta los precios desorbitados de la electricidad y de los combustibles fósiles. 

Si estás pensando en comprar pellets de calidad premium con motivo de la instalación de una caldera de biomasa; o bien decantarte por la energía solar, hay varias preguntas que pueden estar rondando por tu cabeza: ¿es mejor instalar una estufa de pellets o paneles solares? ¿Puedo combinar ambas energías? En Bioforestal vamos a darte todas las respuestas. 

Pellets y energía solar: ¿cuál es mejor? 

En lo que a eficiencia energética se refiere, tanto los paneles solares como los pellets son energías que pueden convivir, otorgándonos los beneficios a nivel de potencia y ahorro económico que tanto buscamos para los meses más fríos del año, pero también para el resto de los meses en los que el buen tiempo es protagonista. 

Aunque la energía solar y la biomasa son buenas compañeras, hay diversos aspectos a tener en cuenta a la hora de decantarnos por la instalación de ambas o decidir entre una y otra. La primera pregunta que deberíamos de plantearnos es el uso que vamos a darle. Por ejemplo, si estamos buscando únicamente calefacción, los pellets son la mejor alternativa. Con la compra del pellet adecuado, una caldera de biomasa puede convertirse en nuestra mejor aliada durante los meses en los que el frío aprieta. 

En el caso de que también necesites calentar el agua, aunque una estufa de pellets puede proporcionarte este servicio, tal vez te interese más combinar la caldera con paneles de energía solar. El motivo de esta decisión es muy sencillo: aprovechar al máximo la luz solar en meses como los de verano, sin depender del consumo de pellets. En este caso, la energía solar pasaría a ser la principal, mientras que los pellets pasarían a ser la energía auxiliar. 

Si ya lo tienes claro y quieres contar con paneles solares además de los beneficios que pueden otorgarte los pellets, hay otro factor clave que debes considerar antes de lanzarte a su compra: las características de la vivienda. Y es que para aquellos casos en los que busquemos agua caliente y calefacción necesitaremos instalar acumuladores (imprescindibles para el agua caliente sanitaria) y captadores solares. 

Pocas presentaciones necesitan ambos elementos. Los acumuladores se encargarán de suministrarnos, mediante el uso de pellets, el agua caliente sanitaria. Esta energía para producir el agua procederá de los captadores solares, distribuyéndola por toda la casa hasta el punto de almacenamiento y más tarde hasta donde se utilice.

¿Ya tienes claro que quieres pasarte a la energía verde que dura? ¡Te esperamos!