Ningún tipo de electrodoméstico está libre de sufrir una avería. Realizar un mantenimiento del mismo, así como la visita de un técnico cada cierto tiempo son acciones que deberemos realizar para el cuidado, en este caso, de la estufa de pellets. A pesar de ello, las averías en las estufas de pellets pueden suceder. Para que no te pille de imprevisto, estas son las más comunes a las que puedes enfrentarte. 

¿Cuáles son las averías más comunes en una estufa de pellets? 

Hay dos elementos clave para diferenciar un tipo de avería u otro en la estufa de pellets. Por un lado están los fallos electrónicos, propios del electrodoméstico en sí y que veremos a continuación. Por otra parte, el factor humano también puede ser protagonista. Puede ocurrir que la estufa de pellets esté dando cierto tipo de errores a causa de una mala instalación. 

El primer motivo que suele aparecer cuando hablamos de posibles errores o averías en una estufa de pellets está relacionado con el pellet. Desde Bioforestal no nos cansaremos de recomendar la compra de pellets de calidad. No sólo para obtener el mejor rendimiento, algo lógico por otra parte, sino también evitar problemas futuros. Un pellet no certificado, generalmente de baja calidad, suele generar más residuos (cenizas) o incluso no ser del tamaño adecuado, pudiendo llegar a atascar la estufa y generar daños en la misma. Como dice el refrán, ‘lo barato, al final sale caro’. 

Uno de los problemas más comunes en lo que a averías de estufas de pellets respecta está relacionado con las entradas de aire. Es habitual encontrar familias que, durante los primeros días de encendido de la estufa, tienden a tapar las entradas de aire o no dejar la distancia suficiente para las mismas. Identificarlo es fácil, pues el propio electrodoméstico nos da la señal, por lo que no debería suponer un mayor quebradero de cabeza. 

Como ya mencionamos más arriba, el mantenimiento es una pieza indispensable para el buen funcionamiento de la estufa de pellets. Ya te hemos recomendado todo lo que necesitas para la limpieza de la estufa o caldera de pellets; y aunque no deberías tener inconvenientes para lidiar con las averías más superficiales, sí que conviene delegar cierto tipo de tareas en un técnico especializado. La limpieza de los tubos, entre otras, es imprescindible para la vida útil del electrodoméstico. 

Por último, uno de los aspectos que se suelen pasar por alto está relacionado con la electricidad. Una estufa de pellets necesita de electricidad para su encendido o el uso de los ventiladores en sus primeros minutos. Tendremos por tanto que vigilar de cerca que la red eléctrica de nuestro hogar funcione correctamente para evitar cortes o apagados de la estufa.