¿Se puede combinar una caldera de pellets con paneles solares? La respuesta corta es sí, pero detrás de ésta podemos encontrar muchos más matices que justifican una de las mejores combinaciones cuando se habla de energía renovable para el hogar. Ya te hemos hablado en otras ocasiones de que ambas pueden convivir sin problema, aunque deberemos prestar atención al uso que buscamos en cada uno de los casos. 

Ventajas de combinar caldera de pellets con paneles solares 

Cuando hablamos de que los sistemas de paneles solares y caldera de pellets son una combinación ganadora no estamos exagerando. Durante los meses más fríos del año, ambos sistemas pueden permitirnos disfrutar de agua caliente en el hogar y una calefacción óptima para toda la casa; permitiéndonos además ahorrar en la factura de la luz. Éste último, un dato clave si tenemos en cuenta el precio de la electricidad actualmente. 

La caldera de pellets puede ser utilizada para proporcionar agua caliente, y por supuesto también para calefacción durante el invierno. Este combustible de biomasa se ha ganado a pulso estar entre los más utilizados por cada vez más usuarios. Su capacidad para ahorrar en la factura de la luz, ser respetuoso con el medio ambiente y lograr una climatización óptima del hogar de forma casi inmediata son sus principales bazas. 

¿Dónde entran en juego los paneles solares? Pueden ser utilizados durante el invierno, aprovechando el sol de la mañana para descargar esa energía por la noche. Es por ello que este sistema se convierte en uno de los más destacados para emplear a lo largo de casi todo el año. En verano suele ser uno de los sistemas más utilizados, en sustitución a la calefacción de pellets. No obstante, y mientras que con las calderas de pellets no debemos tener demasiados aspectos en cuenta, en el caso de los paneles solares deberemos valorar el sistema de almacenamiento, los colectores solares y las dimensiones de los paneles.