4 minutos de lectura
4 enero , 2024

Actualizado el jueves, 8 febrero, 2024

¿De qué trata este artículo?: Exploramos la eficiencia energética de la leña frente al pellet, destacando el impacto de la elección en la sostenibilidad y el rendimiento.

Puntos Clave:

  • Comparativa de poder calorífico entre leña y pellets.
  • Factores que afectan la eficiencia de ambos combustibles.
  • Implicaciones ambientales y de manejo.

 ¿Es el poder calorífico de la leña equivalente al del pellet? 

En Bioforestal ya hemos hablado de las diferencias entre las estufas de pellets y leña, poniendo a examen todas y cada una de las ventajas y desventajas de un electrodoméstico y otro. Ahora toca hablar de uno de los grandes protagonistas: el combustible. Todos sabemos a estas alturas qué es la leña y qué es el pellet:; pero ¿qué conocemos sobre el poder calorífico de un producto u otro? ¿Es el poder calorífico de la leña equivalente al del pellet? 

En otras ocasiones nos hemos centrado en la comparativa de estos combustibles desde otra perspectiva, tal es el caso de la contaminación de las estufas de pellets, por citar un ejemplo. En esta ocasión nos centraremos en una de las características principales de los combustibles para nuestros electrodomésticos: el poder calorífico y cómo de eficiente es una vez encendemos la estufa. 

¿Qué es el poder calorífico y factores que afectan? 

Comencemos por la definición en sí de poder calorífico, pero también aquellos factores que pueden afectar al combustible, en este caso la leña. El poder calorífico es la cantidad de calor liberado al quemar una cantidad específica de combustible. Se mide en unidades como kilojulios por kilogramo (kJ/kg) o también British Thermal Units por libra (BTU/lb). A lo largo del artículo nos quedaremos con la primera opción, kilojulios por kilogramo. 

Entre los factores que pueden afectar al poder calorífico de la leña cabe destacar: 

  • Tipo de madera: Diferentes especies de árboles tienen distintos poderes caloríficos. Por ejemplo, maderas duras como el roble y el haya suelen tener un poder calorífico más alto que las maderas blandas como el pino. Sin embargo, las primeras suelen emplearse en actividades de mayor valor añadido y no para la fabricación de combustibles.
  • Contenido de humedad: La leña húmeda o verde tiene un poder calorífico menor porque parte de la energía se gasta en evaporar el agua. Cuando menor sea el contenido de humedad, mejores resultados obtendremos. 
  • Densidad de la madera: Las maderas más densas generalmente ofrecen un mayor poder calorífico debido a su mayor concentración de masa combustible por volumen. 

Comparación del poder calorífico de la leña con los pellets

Llegamos a la pregunta del millón, ¿es el poder calorífico de la leña lo suficientemente aceptable como para rendir al nivel de los pellets? La respuesta corta es no. La leña nunca será tan eficiente como los pellets, pero veamos de forma mucho más detallada el motivo: 

Poder calorífico

El poder calorífico de la leña varía ampliamente dependiendo del tipo de madera y su contenido de humedad. En general, la leña seca tiene un poder calorífico que oscila entre 15 y 22 MJ/kg, con un contenido de humedad del 20%. Las maderas duras tienden a tener un poder calorífico mayor que las maderas blandas. Los pellets, en cambio, al estar fabricados con material de madera comprimida y tener un contenido de humedad muy bajo, generalmente en torno al 10% o menos, tienen un poder calorífico más alto y consistente, con un rango en torno al 16.5 a 19 MJ/kg

Consistencia y rendimiento 

Si hablamos de la leña, la variabilidad en el tipo de madera y el contenido de humedad puede llevar a una combustión inconsistente, afectando al rendimiento y la eficiencia. La leña requiere un almacenamiento adecuado para mantenerse seca y alcanzar su máximo poder calorífico. Los pellets, en cambio, ofrecen un rendimiento más consistente debido a su homogeneidad, algo que facilita la automatización en su uso, como en las calderas y estufas de pellets, asegurando una combustión eficiente y controlable

Mientras que la leña puede ser una opción más accesible y tradicional con un poder calorífico variable, los pellets ofrecen una mayor eficiencia y consistencia en la producción de calor. Además, son más fáciles de manejar y almacenar. No obstante, y como ya te hemos recomendado en varias ocasiones desde Bioforestal, no vale cualquier pellet. Si bien es cierto que existe una normativa que marca la certificadora y que limita las características técnicas del pellet,  siempre hay marcas que destacan y van más allá, superando y mejorando dichos valores estándar.

Bioforestal te ofrece precisamente un pellet de calidad premium, siendo la marca más certificada de España. Destacan parámetros tan importantes como el poder calorífico (situado en 18 MJ/kg) y la humedad, ésta última de tan sólo 4,6% frente al 10% estipulado por la normativa. Y es que el pellet de Bioforestal logra nada más y nada menos que un 95% de rendimiento en PCI (Poder Calorífico Inferior) frente al 70% de la leña. Es decir, un pellet siempre logrará una capacidad mucho mejor y eficiente para calentar que la leña. 

El poder calorífico o la humedad son datos a tener en cuenta, pero el pellet de Bioforestal también destaca en otras características como la cantidad de finos y cenizas, aspecto importante para alargar en el tiempo la limpieza del electrodoméstico y la vida útil del mismo. No lo dudes más y pásate al pellet que sacará el máximo partido de tu estufa, consiguiendo esa climatización perfecta y económica que buscabas para tu hogar. Al comprar pellets en nuestra tienda online apuestas por un producto 100% respetuoso con el medio ambiente, disponible en varios formatos que se adaptan a tus necesidades.

Comprar pellets