En la actualidad podemos encontrar diversos combustibles para las estufas y calderas. Desde huesos de aceituna, hasta cáscaras de frutos secos. No obstante y gracias a sus características, los pellets siguen coronándose como el mejor combustible de biomasa para alcanzar el poder calorífico y rendimiento que buscamos para climatizar nuestro hogar. A pesar de que la distribución y venta de los pellets se ha disparado, hablamos de un mercado que también ha encontrado sus variantes. Además de los pellets de madera, también es posible encontrar los denominados pellets de orujillo

¿Cómo se fabrican los pellets de orujillo? 

Tal y como indica su nombre, los pellets de orujillo se obtienen directamente durante el proceso de extracción del aceite de oliva. En esta fase, y para alcanzar el producto final, se mezclan los restos del proceso de trituración de la aceituna.  Encontramos partes sólidas de la aceituna (hueso, piel y restos de materia grasa) junto a los residuos y alpechines. 

El proceso de obtención del orujillo no termina aquí. A continuación le siguen las fases de trituración y centrifugación. El resultado de este subproducto da como resultado humedades bastantes altas. Para extraer el denominado aceite de orujo, se pasa a una nueva fase de extracción que tiene lugar en las instalaciones orujeras. 

Con el aceite de orujo ya extraído, el orujillo es empleado para la fabricación de combustible de biomasa. Aunque el formato resultante son pellets, contando con un notable poder calorífico y un coste reducido, su uso está principalmente destinado a las centrales eléctricas y centrales térmicas. 

¿Por qué no debes usar pellets de orujillo en las estufas y calderas de biomasa? 

A pesar de que el pellet de orujillo no deja de ser un combustible de biomasa y por ende un producto fabricado con materia prima natural, no se recomienda en absoluto su uso para las estufas o calderas de pellets domésticas ya que se trata de un combustible no certificado, y por tanto no debe cumplir unas características técnicas que garanticen el correcto funcionamiento de los equipos. 

A diferencia del pellet de Bioforestal, el biocombustible de orujillo cuenta con unos niveles de humedad muy elevados. De esta forma, el poder calorífico y el tiempo para obtener un rendimiento similar será mucho mayor. Las desventajas y riesgos de utilizar este  tipo de pellets no terminan aquí. 

Los pellets de orujillo cuentan con hasta un 8% de cenizas. Sin duda un dato que deja bien claro que no está pensado para uso doméstico en estufas y calderas. Con un valor tan alto en los niveles de ceniza, los riesgos de estropear la estufa de pellets se disparan, por no hablar de la gran cantidad de residuos que se formarían con su uso y que tendríamos que retirar con gran frecuencia. 

Si quieres calentar tu hogar de forma óptima y sin riesgo para tu estufa o caldera, opta siempre por comprar pellets de calidad. En Bioforestal te ofrecemos un combustible de biomasa que cuenta con algunos de los sellos y certificados más importantes a nivel nacional y europeo. Además, y en lo que datos técnicos se refiere, en nuestra tienda online contamos con un producto que ofrece un nivel de humedad de tan sólo el 4,6%, permitiendo así el máximo rendimiento y climatización en tiempo récord. Si hablamos de cenizas, el pellet de Bioforestal alcanza unas cifras espectaculares, con tan sólo un 0,55%.