7 minutos de lectura
25 agosto , 2023

Actualizado el miércoles, 14 febrero, 2024

¿De qué trata este artículo?: Explora el futuro sostenible de la calefacción con calderas de biomasa de pellets y su impacto en el medio ambiente.

Puntos clave:

  • Eficiencia energética.
  • Ventajas medioambientales.
  • Tipos de calderas de pellets.
  • Mantenimiento y costos.
  • Contribución a la sostenibilidad.

Con la creciente conciencia sobre el cambio climático y la necesidad de recurrir a fuentes de energía renovables, las calderas de biomasa y pellets se están convirtiendo en una opción cada vez más popular para la calefacción doméstica, pero también comercial. Y es que comprar pellets es la mejor manera de ahorrar mes a mes, respetar el medio ambiente y conseguir esa eficiencia que todos buscamos en los meses más fríos del año. 

Este tipo de sistemas son la alternativa sostenible y eficiente a las calderas de gas o gasoil, con un impacto medioambiental notablemente menor. Y no sólo eso, sino que proporcionan una solución a la preocupación constante por la volatilidad de los precios de los combustibles fósiles. 

El mercado de las calderas de biomasa y pellets ha experimentado un crecimiento significativo en los últimos años debido a las numerosas ventajas que ofrecen estos sistemas. Algunas de ellas son la rentabilidad a largo plazo, la disminución de la dependencia de los combustibles fósiles y por supuesto la contribución a la reducción de las emisiones de gases de efecto invernadero. Si quieres conocer cómo funcionan exactamente las calderas de biomasa, qué tipos de ventajas y electrodomésticos puedes encontrar en este mercado, muy atent@. En Bioforestal hemos preparado todo lo que necesitas saber de uno de los sistemas más utilizados en los últimos años. 

¿Qué son las calderas de biomasa y pellets? 

Las calderas de biomasa y pellets son sistemas de calefacción que utilizan combustibles de origen orgánico para producir calor. La biomasa, en su sentido más amplio, es toda materia de origen biológico que se utiliza como fuente de energía. Esto puede abarcar desde restos de cultivos agrícolas y residuos forestales hasta subproductos de la industria maderera. Los pellets, por otro lado, son un tipo de combustible de biomasa compactado, generalmente hecho de serrín o astillas de madera prensadas, aunque también pueden provenir de otras fuentes, como residuos agrícolas. Como puedes comprobar, un amplísimo abanico de procedencia para un producto que ha renovado por completo la calefacción en millones de hogares, entre otros usos. 

Estas calderas funcionan mediante la combustión de estos materiales orgánicos para generar calor. Este proceso puede ser utilizado para calentar agua (Agua Caliente Sanitaria o ACS), que luego se distribuye a través de radiadores o suelo radiante para calentar los espacios, o puede usarse para producir vapor en aplicaciones industriales. Al igual que una caldera de gas o de gasoil, las calderas de biomasa y pellets cuentan con controles automáticos que regulan la entrada de combustible y de aire para mantener una eficiencia óptima de combustión.

Las calderas de pellets o biomasa han ganado mucha relevancia gracias a su amplia variedad de combustibles a utilizar, sino también ser una fuente de energía renovable. Esto se debe a que los materiales que se queman para producir calor pueden volver a crecer, creando así un ciclo de carbono cerrado. Dicho de otro modo, el dióxido de carbono que se libera durante la combustión de la biomasa es el mismo que se captura durante el crecimiento de nuevas plantas, lo que hace que este sistema de calefacción sea neutro en carbono. En Bioforestal sólo utilizamos materias primas procedentes de bosques gestionados de forma sostenible, sin ningún tipo de aditivo químico. 

Estas características sumadas a la búsqueda de reducir la huella de carbono y depender menos de los combustibles fósiles por parte de las personas y empresas hace de las calderas de biomasa una solución eficaz y sostenible para alcanzar los objetivos propuestos. 

Ventajas de las calderas de biomasa y pellets 

Las calderas de biomasa y pellets presentan una serie de ventajas significativas que las convierten en una opción atractiva tanto para la calefacción doméstica como comercial. No hablamos sólo de una respuesta a los desafíos ambientales de nuestro tiempo, sino que también ofrecen beneficios económicos y energéticos. 

Sostenibilidad y reducción de la huella de carbono: La biomasa es una fuente de energía renovable, lo que significa que puede reponerse a un ritmo que iguale o supere su consumo. Además, su uso para la calefacción es casi neutro en carbono, lo que contribuye a reducir las emisiones de gases de efecto invernadero. 

  • Independencia de los combustibles fósiles: Al usar biomasa o pellets para la calefacción, se reduce la dependencia de los combustibles fósiles, que son limitados y cuyos precios son volátiles. Sólo así se puede proporcionar una mayor seguridad energética a largo plazo. 
  • Economía circular: Las calderas de biomasa y pellets permiten aprovechar residuos orgánicos que de otro modo serían desechados. Esto contribuye a la economía circular al darles una nueva vida como combustible para la calefacción. 
  • Estimulación de la economía local: La biomasa puede ser producida y recolectada localmente, lo que impulsa la economía local y reduce la necesidad de importar combustibles fósiles. 
  • Ahorro a largo plazo: Uno de los puntos más importantes para muchas familias. Aunque la inversión inicial puede ser más alta en comparación con las calderas convencionales, las calderas de biomasa y pellets suelen ser más económicas a largo plazo debido a los menores costes de los combustibles y a las subvenciones disponibles. 

Tipos de calderas de biomasa y pellets 

En el mercado existen diversas tipologías de calderas de biomasa y pellets, cada una de ellas adaptada a diferentes tipos de combustible y necesidades concretas. La elección del tipo de caldera dependerá de varios factores. Desde la disponibilidad y el coste de los diferentes tipos de biomasa en tu zona, así como el espacio de almacenamiento y la demanda de calefacción del edificio. Veamos algunas de las características más destacadas de los tipos más comunes de calderas de biomasa y pellets. 

Calderas de pellets

Las calderas de pellets son un tipo popular de calderas de biomasa, diseñadas para quemar pellets, uno de los biocombustibles con mejores resultados a nivel de eficiencia, pero también de precio. Precisamente conocidas por su altísima eficiencia y facilidad de uso, las calderas de biomasa se benefician como pocos electrodomésticos del alto contenido energético del pellet, manteniendo un rendimiento constante y minimizando las emisiones. Otros aspectos que también destacan en este tipo de calderas es el sistema de alimentación automática o de limpieza, reduciendo así el tiempo y el esfuerzo requeridos para el mantenimiento. 

Calderas de leña

Las calderas de leña son otro tipo común de calderas de biomasa que, como su nombre indica, utilizan madera como combustible. Esto puede ser en forma de troncos proporcionando una gran flexibilidad en cuanto a las fuentes de combustible. 

Las calderas de leña suelen ser las más sencillas en cuanto a diseño en comparación a las calderas de pellets, pero también requieren de una mayor intervención manual. En lo que a la eficiencia se refiere, las calderas de leña logran unos resultados inferiores a las calderas de pellets

Calderas multicombustible 

Las calderas multicombustible ofrecen la mayor versatilidad de todas. Están diseñadas para quemar diferentes tipos de biomasa, ya sea madera en diversas formas como troncos y astillas, así como residuos agrícolas del tipo cáscaras de frutos secos. 

Es por ello que esta es la principal característica de este tipo de calderas, su capacidad de adaptarse a diferentes tipos de combustible sin comprometer demasiado su eficiencia y rendimiento. No obstante, las calderas multicombustible suelen requerir un mantenimiento muy intensivo y regular para asegurar su correcto funcionamiento. De nuevo, nos encontramos con una eficiencia algo inferior si la comparamos con las calderas de pellets. 

Precios de las calderas de biomasa y pellets 

El precio de las calderas de biomasa y pellets puede variar considerablemente dependiendo del tipo de caldera, la potencia de la caldera, la marca y si incluye características adicionales como alimentadores automáticos de combustible o sistemas de limpieza. En general, las calderas de biomasa y pellets suelen tener un precio inicial más alto que las calderas de gas o gasoil debido a su instalación. Sin embargo, es importante tener en cuenta que la inversión inicial es sólo una parte del coste total. 

Una de las principales características de estos electrodomésticos reside en que, a largo plazo, las calderas de biomasa y pellets pueden resultar más económicas debido a los menores costos de los combustibles. La biomasa y los pellets suelen ser más baratos que los combustibles fósiles, y sus precios menos volátiles. Por otra parte, y dado que estos combustibles pueden ser producidos localmente, los precios no están sujetos a las fluctuaciones del mercado internacional. 

Por otra parte existen numerosas ayudas y subvenciones para estufas de pellets y calderas para la instalación de este tipo de electrodomésticos, tanto a nivel regional como nacional que pueden ayudar a reducir ese costo inicial. Precisamente, este tipo de programas están diseñados para fomentar la adopción de energías renovables y pueden cubrir una parte significativa del coste de la caldera y de la instalación. 

Y hablando de costes, ¿qué ocurre con el mantenimiento? Las calderas de biomasa o pellets pueden requerir de un mantenimiento algo más frecuente que las calderas de gas o petróleo, no obstante, este costo puede ser compensado por el ahorro en los costes del combustible. 

Entonces, ¿merecen la pena las calderas de biomasa y pellets? 

Las calderas de biomasa y pellets representan una solución de calefacción innovadora y sostenible, adaptada a las necesidades de un mundo cada vez más consciente de la necesidad de cuidar del medio ambiente. Como ya hemos mencionado, la inversión inicial puede ser elevada pero pronto quedará amortizada gracias al precio del biocombustible y el ahorro en la factura de la luz. 

A la hora de elegir un electrodoméstico de este tipo es importante tener en cuenta los diferentes tipos disponibles, además de la disponibilidad y el precio de los combustibles en tu zona. Con Bioforestal no encontrarás problema alguno para comprar pellets online para cualquier zona de España. Optar por una caldera de biomasa o pellets no sólo significa elegir una forma eficiente y rentable de calefacción, sino también dar un paso hacia un futuro más verde y sostenible. 

Comprar pellets