5 minutos de lectura
31 mayo , 2022
Suelo radiante con una caldera de pellets

Actualizado el viernes, 16 febrero, 2024

¿De qué trata este artículo?: Descubre cómo el suelo radiante combinado con una caldera de pellets brinda eficiencia, confort y calefacción sostenible para tu hogar.

Puntos Clave:

  • Funcionamiento del suelo radiante con caldera de pellets.
  • Ventajas en eficiencia energética y distribución uniforme del calor.
  • Sostenibilidad y reducción de emisiones.
  • Costos de instalación y mantenimiento.
  • Comodidad y bienestar en el ambiente interior.

La combinación de suelo radiante y caldera de pellets es el sueño de muchas familias. No es para menos si tenemos en cuenta que se trata de dos de los sistemas más demandados por motivos obvios: climatizar nuestro hogar de forma única ganando en eficiencia, ahorro y confort. La gran pregunta que surge a la hora de hablar de ambos sistemas es: ¿se puede instalar una calefacción por suelo radiante con una caldera de pellets? La respuesta corta a la pregunta es un rotundo sí, pero veamos más detenidamente sus ventajas.

Ventajas de la calefacción por suelo radiante y caldera de pellets

Las ventajas de instalar una caldera de pellets están más que explicadas en nuestro blog. No obstante, aunque el electrodoméstico en sí juegue un papel importante, es el combustible de biomasa el gran protagonista a la hora de ofrecer todas las ventajas durante su uso. Comprar pellets de calidad premium deberá de ser nuestra principal preocupación. Sólo de esta manera podremos sacar el máximo partido a la caldera y beneficiarnos de las características de los pellets:

  • Nos ayudan a ahorrar en la factura de la luz
  • Son seguros y muy cómodos de utilizar
  • Cuentan con una gran eficiencia energética frente a otras energías
  • Son un combustible sostenible y ecológico

En lo que a la calefacción por suelo radiante respecta, hablamos de un sistema de difusión de calor formado a partir de una red de tuberías instaladas bajo el pavimento. A través del mismo circulará el agua caliente o fría para calentar o refrigerar la habitación. Aunque sin duda hablamos de un sistema complejo, éste cuenta con varias ventajas a tener en cuenta:

  • Consigue un gran confort térmico
  • Logramos una climatización ecológica
  • Ideal para días calurosos gracias a su opción de climatización en frío
  • Al contar con una instalación en el pavimento, liberamos espacio útil
  • Su consumo no es muy alto

Como ya estarás observando, la unión de un sistema de calefacción por suelo radiante con una caldera de pellets es un combo ganador. Ambos mundos cuentan con ventajas más que sobresalientes para lograr el mejor rendimiento en los días más fríos, pero también en aquellos donde el calor aprieta en verano. Eso sí, ¿cómo se realiza la instalación de la red de tuberías y la caldera? ¿Qué proceso se sigue?

Instalar calefacción por suelo radiante y caldera de pellets

Aunque la instalación de una calefacción por suelo radiante pueda parecer compleja, y lo es, entender el procedimiento no es nada complicado. El primer paso en la instalación, incluso antes de la red de tuberías, pasa por un panel a modo de lámina de aluminio. El motivo no es otro que ayudar a la óptima distribución en horizontal del calor.

El siguiente paso será, ahora sí, instalar la red de tuberías que a su vez estará conectada a un colector mediante una serie de circuitos. Gracias a este colector podremos regular el caudal de agua, disponer de la válvula de corte, etcétera. Completado el primer paso, toca pasar al siguiente punto: instalar la caldera de pellets.

A la hora de instalar una caldera de pellets en un piso deberemos de tener en cuenta ciertas normativas, algo de lo que ya te hemos hablado en Bioforestal. En caso afirmativo, las termoestufas serán la opción idónea para nuestro hogar. Consideradas en su categoría como calderas todoterreno, las termoestufas nos permiten contar con la última tecnología en climatización, sumando las ventajas de ofrecer agua caliente a toda nuestra casa.

Beneficios de combinar la calefacción por suelo radiante y caldera de pellets 

La decisión de combinar una calefacción por suelo radiante con una caldera de pellets no es solo una elección técnica; es, en realidad, un paso hacia un hogar más sostenible, eficiente y confortable. Permíteme detallarte las ventajas de esta elección que podrían hacer de tu hogar un espacio más acogedor y respetuoso con el medio ambiente.

Eficiencia energética: Esta combinación es como un dúo armonioso en un concierto. El suelo radiante distribuye el calor de manera uniforme, aprovechando al máximo la energía producida. Por su parte, las calderas de pellets son conocidas por su eficiencia, ya que cuentan con la capacidad de generar calor con una cantidad relativamente pequeña de combustible. Juntas, estas dos soluciones garantizan que cada saco de pellet consumido se traduzca en largas horas de confort térmico en tu hogar.

Sostenibilidad y reducción de la huella de carbono: Los pellets son biodegradables y provienen de madera de baja calidad que no puede ser aprovechada en otras industrias; lo que los convierte en una fuente de energía renovable. Al optar por los pellets, no solo estás eligiendo una solución más económica a largo plazo, sino también una opción amigable con el planeta. En combinación con la eficiencia del suelo radiante, puedes estar seguro de que estás haciendo una elección respetuosa con el medio ambiente.

Ahorro económico a largo plazo: Aunque la inversión inicial pueda parecer alta, piensa en ello como una inversión a futuro. Las calderas de pellets suelen ser más económicas  en comparación con los sistemas de calefacción tradicionales. Además, al distribuir el calor de manera uniforme, el suelo radiante garantiza que no haya zonas frías en tu hogar, reduciendo la necesidad de elevar la temperatura y, por consiguiente , el consumo energético.

Desafíos y consideraciones a tener en cuenta 

Optar por la combinación de una calefacción por suelo radiante con una caldera de pellets es, sin duda, una decisión con innumerables beneficios. Sin embargo, como toda elección, trae consigo algunos retos que es prudente tener en mente para que el viaje hacia un hogar más cálido y sostenible sea lo más fluido posible.

Posibles complicaciones o aspectos técnicos a considerar: La instalación de estos sistemas, en especial si se realiza en una vivienda ya construida, puede requerir una intervención significativa en su estructura. Es fundamental asegurarse de que la vivienda pueda albergar ambos sistemas sin inconvenientes. Además, el dimensionamiento adecuado de la caldera en relación con el área de la vivienda es esencial para garantizar un funcionamiento eficiente.

Costes iniciales y retorno de inversión: Aunque a largo plazo la combinación puede ser más económica, la inversión inicial, tanto en equipos como en instalación, puede ser considerable. Es vital analizar y planificar adecuadamente el presupuesto: ten en cuenta que en gran parte de las comunidades de España existen ayudas para llevar a cabo este tipo de inversiones. También es bueno recordar que, al tratarse de una solución eficiente, los ahorros en las facturas energéticas a lo largo del tiempo pueden compensar rápidamente la inversión inicial.

Compatibilidad con otros sistemas: Si ya tienes otro tipo de sistema de calefacción en tu hogar, es importante evaluar cómo este se integrará o si es necesario hacer modificaciones o sustituciones para que la combinación funcione perfectamente . Recuerda que deberás prestar mucha atención a las diferentes normativas que pueden afectar a este proceso. 

En definitiva, aunque la combinación de calefacción por suelo radiante y caldera de pellets es una excelente opción, es esencial abordarla con un enfoque informado y planificado para obtener todo su potencial. Contar con la asesoría de expertos y realizar una evaluación técnica de tu vivienda pueden ser las claves para disfrutar plenamente de los beneficios de esta combinación sin sorpresas desagradables por el camino.

Comprar pellets