5 minutos de lectura
13 abril , 2023

Actualizado el miércoles, 14 febrero, 2024

¿De qué trata este artículo?: Explora alternativas sostenibles a los pellets como fuente de energía, desde biomasa hasta energía de olas y tecnologías emergentes para un futuro más limpio.

Puntos Clave:

  • Biomasa como fuente de calefacción renovable.
  • Energía de olas aprovechando la potencia del mar.
  • Carreteras solares para capturar energía solar.
  • Fusiones de hidrógeno y otras tecnologías emergentes ofrecen opciones más limpias.

Cuando hablamos de pellets, estamos hablando de un combustible limpio procedente de la biomasa, un método de obtención de energía no contaminante que es de gran utilidad para evitar el cambio climático y cuidar el medio ambiente. Sin embargo, hasta el momento el uso de combustibles tradicionales contaminantes es, por desgracia, mucho más común en todo el mundo. Por supuesto poco a poco la tendencia cambia hacia el uso de fuentes de energía alternativas en nuestro día a día, pero aún falta mucho camino por recorrer. 

Las fuentes de combustibles fósiles han sido la principal fuente de energía hasta el momento debido a su precio relativamente bajo. Pero las tecnologías mejoran, la demanda crece y, por tanto, biocombustibles como los pellets son ahora incluso más baratos y con precios más estables que el gasoil. Pero el pellet no es la única fuente de energía alternativa y limpia que marcará las diferencia en el futuro. Aquí podemos ver algunas de las fuentes alternativas de energía que en el futuro reducirán el cambio climático.

Fuentes de energía alternativas para el futuro

Está previsto que la demanda de energía aumente mucho en el futuro y no podemos seguir dependiendo de energías finitas y contaminantes.

Pellets y otros combustibles de biomasa

La biomasa es la primera fuente de energía que utilizó el ser humano, por ejemplo, quemando madera en las hogueras. Con el tiempo, este método se ha ido refinando, creando biocombustibles más eficientes a partir de biomasa como es el caso de los pellets, que hoy en día sirven de calefacción a casas y comunidades enteras. La biomasa se está convirtiendo en uno de los recursos renovables con mayor potencial y futuro, motivo por el que jugará un papel esencial durante las próximas décadas.

Energía undimotriz

Cuando pensamos en energía hidroeléctrica automáticamente lo hacemos en grandes presas. No hay duda de que actualmente son la principal fuente de energía en dicha rama energética, pero en el futuro también será muy importante la energía undimotriz. Así conocemos la energía generada aprovechando el movimiento de las olas del mar. Una tecnología que por el momento está lejos de ser una posibilidad comercial ampliamente extendida, ya que existen algunos retos que aún deben superarse. Sucede lo mismo con la energía mareomotriz, la cual se genera con la fuerza de las mareas. 

Carreteras solares

Cualquier país tiene millones de kilómetros de carreteras de todo tipo situadas por su territorio. Toda esta gran superficie cubierta podría ser utilizada para algo más que, simplemente, servir como medio de transporte para vehículos. ¿Y si las carreteras pudieran a la vez captar energía solar? El reto es crear un nuevo panel solar fotovoltaico muy resistente y fácilmente instalable, algo que no está tan lejos de hacerse, puesto que en Alemania ya se ha probado con éxito. En el futuro las carreteras no sólo servirían para permitir la circulación de los vehículos, también para cargar nuestros coches y generar más energía.

Energía del hidrógeno

El elemento que más abunda en el universo puede ser una de las mayores soluciones para el problema energético en el futuro de la humanidad, teniendo en cuenta que el hidrógeno es el combustible más limpio que existe. Sin embargo, aún falta por producirse un gran avance para que veamos grandes plantas de fusión nuclear de hidrógeno en el mundo. Los científicos investigan el proceso de fusión para lograr controlarlo de forma eficiente, además de abaratar el coste de la consecución del hidrógeno. No se espera un gran avance hasta mediados del siglo pero, cuando se produzca, puede cambiar toda la economía mundial.

Otras energías emergentes: Las promesas del futuro energético 

En el mundo de las energías renovables, no sólo debemos centrarnos en las fuentes ya establecidas, sino también en aquellas que, aunque emergentes, poseen un potencial muy grande para redefinir nuestro futuro energético. Estas fuentes están en etapas tempranas de desarrollo e investigación, pero su potencial podría ser revolucionario. 

  • Energía de fusión: Mientras que la energía nuclear tradicional se basa en la fisión, es decir, dividir átomos, la fusión busca unir núcleos ligeros, generalmente de hidrógeno, para producir helio. Este proceso es exactamente igual que el que alimenta al sol, pudiendo proporcionar una fuente inagotable de energía, con un mínimo de residuos radiactivos y sin emisiones de gases de efecto invernadero. Una tecnología que todavía se encuentra en desarrollo y presenta varios desafíos significativos, pero cuyos avances en los últimos años han generado un renovado optimismo sobre su viabilidad. 
  • Pilas de Hidrógeno: Estas funcionan convirtiendo el hidrógeno y el oxígeno en agua, un proceso mediante el que se produce electricidad. Lo que hace especialmente prometedora esta alternativa es que el único subproducto utilizado es el agua. Imagina por ejemplo un mundo donde todos los coches y electrodomésticos pudieran ser alimentados por este tipo de pilas, reduciendo drásticamente las emisiones de carbono. Aunque el hidrógeno es abundante, su extracción y almacenamiento presentan algunos retos a resolver.
  • Energía de las olas y las corrientes oceánicas: Nuestros océanos están repletos de energía en movimiento. Capturar la energía de las olas y las corrientes subacuáticas de manera eficiente podrían proporcionar una fuente constante y renovable de electricidad. Si bien existen prototipos y pequeños proyectos en funcionamiento, esta tecnología se encuentra aún en sus primeras etapas, con una investigación que requiere de encontrar métodos más eficientes y menos intrusivos para el ecosistema marino. 
  • Energía de gradientes térmicos oceánicos: Esta fuente de energía explora la diferencia de temperatura entre las aguas superficiales cálidas y las aguas profundas frías de los océanos. Aunque es una idea que lleva tiempo rondando, el desarrollo tecnológico necesario para hacerla viable a gran escala todavía está en proceso. 

Un Futuro Energético renovado y sostenible

Enfrentamos un momento crucial en la historia de nuestra relación con la energía. Las fuentes alternativas no solo representan una respuesta a la crisis medioambiental, sino también una oportunidad para remodelar un futuro más sostenible y equitativo. A medida que avanzamos, es importante que fomentemos la investigación, la adaptación y la adopción de estas energías, tanto consolidadas como emergentes. 

La diversidad en nuestras fuentes energéticas no solo garantiza una matriz más resiliente, sino que también refuerza nuestro compromiso colectivo con el planeta y las generaciones venideras. La transición puede ser desafiante, pero la recompensa —un mundo con aire más limpio, ecosistemas más sanos y una mayor armonía con la naturaleza— es invaluable.