Astillas de madera

A la hora de encontrar alternativas a las energías más estandarizadas como el gas, las calderas de biomasa han ganado cada vez más popularidad. Su instalación, aunque puede suponer un desembolso en un principio, queda totalmente amortizada con el paso de los meses. Ahorramos unos cuantos euros en la factura de la luz, calentamos nuestro hogar en tiempo récord y en definitiva obtenemos muchos puntos positivos sobre el resto de sistemas.

No obstante, a la hora de hablar de calderas podemos encontrar diferentes modelos disponibles en tienda, cada uno con su propio sistema de biocombustible. Dicho lo cual, las calderas de pellets o astillas de madera se presentan como las alternativas más populares. ¿Con cuál deberías quedarte? ¿Cuáles son las diferencias entre una y otra? Todas las preguntas quedarán respondidas a continuación.

Diferencias entre calderas de pellets y astillas de madera

A pesar de que se trate de calderas que queman combustible de biomasa, unas pellets y otras astillas de madera, cada uno de los modelos contempla ciertas diferencias. A grandes rasgos, se trata de aspectos como la eliminación de las cenizas de un combustible u otro; o el intercambiador de una caldera de pellets y la de astillas.

En definitiva, no existen modelos de calderas en los que podamos utilizar ambos biocombustibles; por lo que nos vemos obligados a prestar atención a esas diferencias entre las calderas y sus diferentes requisitos. Los más destacadas a tener en cuenta son:

  • El intercambiador
  • Dependiendo del combustible, la eliminación de cenizas será diferente
  • Según el tipo de biomasa, los requisitos de combustión serán distintos en la cámara
  • La alimentación de la caldera

Con estas diferencias en mente, podemos construir una lista más que clara sobre qué tipo de sistema se adaptará mejor a nuestras necesidades o bolsillo. Echemos un vistazo clasificándolas de acuerdo a elementos clave como su funcionamiento, eficiencia o cenizas, entre otros.

Eficiencia: Los pellets ganan por goleada a las calderas de astillas. Por supuesto, para alcanzar la máxima eficiencia necesitaremos un producto de calidad. Comprar pellets premium en Bioforestal te proporcionará todas las ventajas para sacar el máximo partido a tu caldera.

Residuos: Otro punto en el que las calderas de pellets ganan a las calderas de astillas es en la generación de residuos. Si el pellet es bueno, no tienes porqué preocuparte de las cenizas que vaya a generar tu caldera. Desgraciadamente, este no es el caso de las calderas de astillas, siendo mucho mayores sus residuos.

Encendido/Apagado: Pocos electrodomésticos encontrarás más cómodos que las calderas de pellets. Aunque depende del modelo, la gran mayoría de estos diseños cuentan con un funcionamiento prácticamente automático, tanto en el encendido como en el apagado, incluso en ocasiones llegando a ser programable.

Dos aspectos que no podemos dejar pasar por alto y de nuevo colocan a las calderas de pellets por encima de las calderas de astillas, son las subvenciones para su instalación y el precio del producto de biocombustible. Dependiendo de nuestra comunidad, podremos solicitar diferentes ayudas y subvenciones para estufas de pellets, sin duda un punto que habla del gran éxito de este sistema en nuestro país.

Por otra parte, el precio del combustible de biomasa juega un papel muy importante; lo que sumado a la dificultad para adquirir astillas de madera deja al pellet como el combustible a tener en cuenta si queremos la mejor calefacción para nuestro hogar y cuidar del bolsillo.